Los creyentes nunca se cansan de decir que no hay un solo individuo en el mundo en el cual se hayan cumplido por lo menos dos profecías, y por tal motivo Yeshua  ?T.C.C. Jesús, en quien se cumplieron más de 300, es el verdadero mesías.

         

       Lo que ellos no quieren ver es que tanto Yeshua ?T.C.C. Jesús? como los autores de los evangelios conocían las tradiciones hebreas y sabían lo que tenían que hacer para hacer que se cumplieran.

         

       Lee lo que escribió Mateo al respecto:


Mateo


21:1 Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió dos discípulos,


21:2 diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos.

 

21:3 Y si alguien os dijere algo, decid: El Señor los necesita; y luego los enviará.


21:4 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo:


21:5   Decid a la hija de Sion:

He aquí, tu Rey viene a ti,

Manso, y sentado sobre una asna,

Sobre un pollino, hijo de animal de carga.

 

21:6 Y los discípulos fueron, e hicieron como Jesús les mandó;

 

21:7 y trajeron el asna y el pollino, y pusieron sobre ellos sus mantos; y él se sentó encima.

         

       Es evidente en estos versículos que Yeshua ?T.C.C. Jesús? está preparando el cumplimiento de una de las profecías.

Esto es lo que escribió Zacarías:


Zacarías


9:9 Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna.

           ¿Qué valor puede tener el cumplimiento de una profecía por todos conocida cuando el que está supuesto a cumplirla prepara el escenario para hacerlo? Cuando yo vaya a Jerusalén, le voy a pedir a mis acompañantes que se formen a los lados del camino, sosteniendo palmas en sus manos,  mientras yo entro a la ciudad montado en un borrico, ¿hará eso que al menos una profecía se cumpla en mí? ¡Por supuesto que no! Eso no puede tener ningún valor porque yo preparé el escenario para hacer cumplir la profecía.

         

       Todas la profecías supuestamente cumplidas por Yeshua ?T.C.C. Jesús? en los evangelios, especialmente en el de Mateo, fueron preparadas para que se cumplieran. Si lees con cuidado, notarás que algunas veces rematan diciendo, “Para que se cumpliese lo dicho por el señor o lo dicho por los profetas…”

         

       Veamos unos ejemplos:


Mateo


2:15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a   mi Hijo.

2:23 y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno.


4:13 y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí,


4:14 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:


4:15   Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí,

Camino del mar, al otro lado del Jordán,

Galilea de los gentiles;


4:16   El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz;

Y a los asentados en región de sombra de muerte,

Luz les resplandeció.

         

       Si Mateo no hubiera estado haciendo cumplir las profecías, y las cosas realmente hubieran ocurrido así, él habría escrito, “Y así se cumplió la profecía del señor…” Al escribir, “Para que se cumpliese...” indica que escribió esto para hacer cumplir la profecía, y nunca que la profecía se cumplió fortuitamente como debería ser el caso.

         

       Afirmar que se cumplieron más de 300 profecías en Yeshua ?T.C.C. Jesús? no tiene ningún valor. No se cumplieron en él, las hicieron cumplir en él. Yo puedo escribir una historia de Juan Pérez. Y al igual que Mateo y Lucas, puedo inventar una genealogía que lo ligue a David, puedo hacerlo nacer en Belén, y puedo hacer que cada una de las profecías se cumpla en él. ¿Lo hace eso el cristo? Por supuesto que no. El requisito más importante para que alguien se convirtiera en mesías, era liberar a los hijos de Israel de la servidumbre a la que estaban sometidos. Todos los mesías anteriores los habían liberado de algún yugo: Otoniel los liberó de los mesopotámicos; Ehud los liberó de los moabitas; Débora y Barak los liberaron de los cananeos; Gideon los liberó de los medianitas; Sansón los liberó de los filisteos y  Ezequías los liberó de los asirios.

 

Yeshua ?T.C.C. Jesús? no los liberó de la dominación romana, por lo tanto, no se le puede considerar cristo (mesías, salvador o libertador).

 

       Habrá quien diga que él vino a salvar las almas, pero esa es una versión que surgió mucho después de la muerte de Yeshua ?T.C.C. Jesús. Como ya lo puntualizamos anteriormente, los judíos de esa época no esperaban a alguien que salvara sus almas, ellos se consideraban el pueblo elegido, y el seguir lo escrito en sus tradiciones era suficiente para acceder a su dios. Lo que ellos esperaban era a un libertador que derrotara a los romanos y que restituyera la “tierra prometida”.


<<Anterior  Siguiente>>


  


Site developed by Sergio Arroyos