Todos los cristianos piensan que la biblia fue escrita o inspirada por dios; y que, por lo tanto, es perfecta. Creen que fue hecha para guiarnos en cada paso que damos por nuestras vidas. Aseguran que a través de ella, dios nos dice qué hacer y qué no hacer. Se han opuesto a hacer algunos cambios en la sociedad basándose en la biblia. Argumentan que esos cambios van en contra de las enseñanzas de dios. Hasta hay algunos que piensas que encontrarán la respuesta a cualquier problema que enfrenten, en cualquier página de la biblia abierta al azar.


       Mas ahora sabemos que la biblia no fue inspirado por ningún dios. Fue escrita por hombres.


       Citaré dos pasajes del libro sagrado de los hebreos para demostrar que fueron hombres y no un dios quienes la escribieron:


Génesis


1:7 E hizo Dios la expansión (firmamento), y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así.


       En esta cita, la biblia católica explica que para el tiempo en que el génesis fue escrito, la gente pensaba que el firmamento era un tipo de océano que se habría para dejar caer el agua en la tierra. Y que llamaron a esta agua, lluvia. Esa explicación sólo tiene sentido si se concede que fueron hombres y no un dios quienes escribieron ese pasaje. El creador de todas las cosas en el mundo hubiera sabido que el firmamento no era un océano. Por lo tanto nunca hubiera escrito esto.


       Habrá aquellos que digan, “Bueno, dios no escribió la biblia él mismo, él solo inspiró a los profetas.” Aún así, si es tan perfecto, ¿por qué inspiraría a alguien a escribir algo equivocado?


       Leamos la siguiente cita:


Apocalipsis

 

7:1  Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol.


       En la segunda cita, la ignorancia salta como el payasito de una caja de sorpresas. En apocalipsis, Juan asegura que él estaba en el cielo, mirando la tierra, y que vio a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra. ¡Pero la tierra es redonda! Si en verdad hubiera estado en el cielo, como lo asegura, ¿No habría notado eso? Aún así él escribió los cuatro ángulos de la tierra, (cabe hacer notar que en la versión en inglés dice las cuatro esquinas de la tierra). Como todos sabemos, en tiempos remotos, la gente creía que la tierra era plana, así que Juan no podía escribir otra cosa que no fuera,  las cuatro esquinas de la tierra. Si hubiera estado realmente allá arriba, y hubiera estado profetizando realmente, habría escrito, “A los romanos y a lo que más tarde se le llamará iglesia católica les digo, ‘no quemen en la hoguera a nadie por decir que la tierra no es plana, porque en verdad es redonda’.” Pero siendo el hombre ordinario que era, y sin la invención de la geografía a su favor, no tuvo otra opción que escribir, los cuatro ángulos de la tierra.


       Si hubiera sido un dios el que le estaba diciendo a Juan qué escribir, no hay manera de que él le hubiera dicho que escribiera eso. Y, si al menos hubiera estado supervisando las escrituras, le habría dicho a Juan, “En vez de ángulos, escribe puntos cardinales.”

Así que como conclusión podemos decir que, ni Juan estaba viendo la tierra desde el cielo, ni un dios le estaba diciendo qué escribir.


       Las dos citas anteriormente analizadas nos muestran claramente la mano del hombre en la biblia.


<<Anterior  Siguiente>>


  


Site developed by Sergio Arroyos